LA COMPAÑÍA DE SAN PAOLO PARA LAS IGLESIAS DEL CASCO ANTIGUO

19
Chiesa di

San Francesco da Paola

Via Po 16

A las órdenes religiosas introducidas en Piemonte por Carlo Emanuele I de Saboya entre finales del siglo XVI y principios del XVII, se añade en 1623 los Minimos de San Francesco da Paola, célebre por el rigor de sus reglas. En 1632 el duque Vittorio Amedeo I asigna a tal orden, para la construcción del convento y de la iglesia, un gran terreno a lo largo de la “strada della calce”, así denominada porque era recorrida por aquellos que iban al río a abastecerse de arena. Tras el 1641, participa al proyecto el padre carmelita y arquitecto Andrea Costaguta.

La iglesia de San Francisco de Paola resulta pues preexistente a la ampliación oriental de la ciudad hacia el Po y, junto al puente del río, constituyó un condicionamiento fortísimo en la impostación del nuevo eje.

Tras la realización del plano castelmontano (de 1673), la iglesia y el adyacente convento son incorporados al volumen regular de la actual construcción comprendida entre la calle Po, calle Accademia Albertina, calle Principe Amedeo y calle San Francisco de Paola. La fachada que da a la calle Po no viene escondida por los pórticos y, todavía hoy, constituye la única interrupción en su regular continuidad.

San Francesco da Paola forma parte de la iglesias “reales” de Turín, construidas para expresar los sentimiento de devoción de los soberanos sabaudos. En este caso, los promotores y defensores de la construcción fueron Victor Amadeo I de Saboya y su mujer Cristina, hermana del rey de Francia Luis XIII, como indica el emblema que adorna la fachada con la cruz sabauda y los lirios de la familia real francesa. Asumieron la decisión de financiar la construcción tras haber expresado su interés por tener un heredero al trono.

La fachada, formada por simples diseños, fue realizada por maestros procedentes de Lugano, entre los cuales Martino Solaro y Giacomo Papa, con el diseño de Amadeo di Castellamonte; el retablo, que en la parte inferior simboliza a los hijos de Vittorio Amedeo I y de Cristina, representa la imagen de Francesco Giacinto y Carlo Emanuel con San Francesco da Paola llevado en gloria; obra de Charles-Claude Dauphin (1665). También de Dauphin es la pintura lateral Luisa de Saboya pidiendo la gracia por mediación de San Francesco da Paola. Los temas de estas dos telas, debido a sus imágenes religiosas combinadas con los retratos de la corte, se alinean perfectamente con el particular y difundido gusto de la segunda mitad del siglo XVII en Turín.

Igualmente atribuido al taller de Dauphin es la otra pintura lateral de San Francesco da Paola que cruza el estrecho de Mesina.

En la primera Capilla a la derecha llamada “de la Trinidad”, se encuentra el monumento sepulcral de los marqueses Morozzo de la Rocca (1669) y la tela El tránsito de San Giuseppe del pintor Tommaso Lorenzone (de mitad del siglo XIX).

En la segunda capilla a la derecha el monumento sepulcral de Tommaso y Marcantonio Graneri acompaña al cuadro de San Michele Arcangelo de Stefano Maria Legnani (de finales del siglo XVIII).

La tercera capilla a la derecha era patrimonio de los Carron de Santo Tomás, después heredada por el marqués Lascaris, cuya hija se casó con el marqués Gustavo de Cavour el cual ordenó extraer los emblemas de los Carron para sustituirlos por aquellos de los Benso. La capilla fue realizada por Giuseppe Maria y Giovanni Domenico Carlone bajo indicación de Amedeo di Castellamonte; en el altar: Inmaculada con los Santos Francesco da’ Paola, Francesco d’Assisi y Francesco di Sales de Giovanni Peruzzini; a los lados se encuentran dos telas de cultura genovés.

La primera capilla a la izquierda, por deseo de la esposa de Vittorio Amedeo II de Saboya, la duquesa Anna Maria d’Orléans, tras la disolución del voto a causa del nacimiento del heredero al trono, está adornada con el altar de Santa Genoveffa atribuido a Carlo Emanuele Lanfranchi y el retablo de Daniele Seiter simbolizando a la santa (finales del XVII); a los lados se encuentran las obras de François Josermé.

En la segunda capilla a la izquierda, llamada “de la Crucifixión”, se encuentra la tela Jesus crucificado con la Virgen y San Giovanni de la escuela genovesa, con fecha del siglo XVII.

La tercera capilla a la izquierda, nombrada “de la Virgen”, fue encargada por el Cardinal Maurizio de Saboya alrededor del 1654. Dentro se conserva también la estatua de la Madonna del Buon Soccorso de Tommaso Carlone, firmada y datada el 1655. Entre 1857 y 1858 Francesco Gautier completó la bóveda con fresco que simbolizan historias de San Francesco da Paola. En el coro y la sacristía se conservan algunos cuadro de Bartolomeo Guidobono.

El convento de los Mínimos vienes suspendido en época napoleónica. Desde 1801 la iglesia de San Francisco de Paola está al servicio de la homónima comunidad parroquial.

 

Textos a cargo de la asociación Guarino Guarini