LA COMPAÑÍA DE SAN PAOLO PARA LAS IGLESIAS DEL CASCO ANTIGUO

1
Chiesa di

San Lorenzo

Piazza Castello angolo via Palazzo di Città 4

La construcción de la iglesia fue realizada para respetar el voto hecho por el duque de Saboya Emanuele Filiberto con motivo de la batalla de San Quintín que tuvo lugar el 10 de agosto de 1557, día de San Lorenzo, evento que permitió la reconstitución política del ducado de los Saboya.

El 8 de febrero de 1634 los padres Teatinos, orden de canónigos regulares fundada en Roma en 1524 por Gaetano de Thiene, fueron invitados por el duque Vittorio Amedeo I a establecerse en la estructura de la preexistente capilla de Santa María del Pesebre, que había tomado el título de San Lorenzo en 1572 a la espera del cumplimiento del voto. En esta iglesia vendría custodiada temporáneamente la Sábana Santa después de su traslado a Turín durante el peregrinaje del arzobispo de Milán San Carlo Borromeo (1578). El llamado hecho a los Teatinos por parte del duque tenía como objetivo la creación de una iglesia “grandiosa y digna” dedicada a San Lorenzo, justo al lado del Palacio ducal, pero la obra se retrasó en su desarrollo. Guarino Guarini (1624-1683), padre teatino y arquitecto de fama europea, comenzó a trabajar en ella en 1668, con un nuevo proyecto suyo. La iglesia fue inaugurada el 10 de mayo de 1689 con la celebración de la misa oficiada por el mismo arquitecto.

La construcción carece de fachada; aún cuando existe un proyecto de Guarino Guarini, el frente monumental hacia la plaza no fue realizado jamás, puesto que habría modificado la homogeneidad de las construcciones adyacentes y habría entrado en competición con los palacios ducales. La iglesia mantiene así un aspecto de edificio civil, testimonio de la arquitectura originaria de los muros cortina de la plaza antes de que se construyeran edificios más altos y de las remodelaciones de finales del siglo XVII y XVIII.

El aula de la iglesia tiene una planta central sobre una base octogonal, con los ocho lados convexos abovedados hacia el espacio interior; el presbiterio con el altar mayor está situado en otro espacio elíptico, que otorga una direccionalidad a la planta central del aula. Detrás de las columnas de mármol rojo de las capillas perimetrales, se abren nichos que alojan estatuas de santos, según un articulado programa iconográfico y de devoción. Por encima de las pechinas corre una galería sobre la que hay ventanas ovaladas, intercaladas con ocho pilares de los cuales salen las nervaduras de la bóveda. Estos se entrecruzan dando lugar a una estrella de ocho puntas que forma un octágono regular sobre el que se alza la linterna. En cuanto a la disposición litúrgica, el altar mayor –diseñado por Guarino Guarini y construido 15 años después de la inauguración de la iglesia- está aislado en el presbiterio, hecho que significó la principal innovación de la época. En el palio del altar de mármol de Carrara, obra de Carlo Antonio Tandardini, está representado el Voto de Emanuele Filiberto. El retablo de San Lorenzo, situado sobre el altar, es de Marcantonio Franceschini.

A los lados del altar están situadas las tribunas ducales, unidas directamente al palacio. Al santo fundador de la congregación, San Gaetano de Thiene, está dedicado el altar principal derecho, parte de una obra arquitectónica en la que colaboró, en el siglo XVIII, Benedetto Alfieri; en el lado opuesto se recuerda el misterio de la Anunciación, con el grupo de mármol de la Virgen y el Ángel Gabriel, obra de Carlo Alessandro Aprile y Giuseppe Maria Carlone.

En el primer altar de la derecha, diseñado por Guarini y luego transformado por Giovanni Battista Ferroggio, se encuentra una Crucifixión del fraile jesuita Andrea Pozzo; sobre el palio del altar está reproducida la Sábana Santa en recuerdo del 15 de septiembre de 1578, día en que la Sábana fue llevada a la antigua iglesia de San Lorenzo. El altar de la Inmaculada Concepción de María (tercero a la derecha) enriquecido por un grupo escultórico de Pietro Somasso, conserva el retablo de la Virgen María con beatos de casa Saboya, realizada por el pintor boloñés Domenico Maria Muratori. En el altar de la Natividad (tercero a la izquierda), construido siguiendo el proyecto de Antonio Bettino procedente de Lugano, hay un palio con tres paneles que representan, a San Giuseppe en el centro entre Jesucristo y la Virgen; el cuadro situado sobre el altar representa la Adoración de los pastores y es obra de Pierre Dufour.

El púlpito en madera de nogal de la India, tallado y esculpido por Stefano Maria Clemente, había sido construido para la iglesia del Corpus Domini pero, siendo demasiado grande para ser acogido adecuadamente en dicha iglesia, fue colocado en San Lorenzo como donación por parte del Ayuntamiento de Turín en 1752.

En 1799 el convento fue despojado de sus ornamentos y documentos. En 1802 la orden de los Teatinos fue suprimida y los religiosos obligados a abandonar el lugar. La falta de mantenimiento debilitó la construcción. Tras la Restauración comenzaron las obras de restauración; en 1829 se decoraron la cúpula y las capillas. En 1838 los Teatinos fueron sustituidos por la colegiada de la Santísima Trinidad. En 1846 Antonio Dupuy, en el lugar de la primitiva capilla de Santa María del Pesebre, reconstruyó el Oratorio de la Dolorosa, vestíbulo del aula de la iglesia. El altar, atribuido a Bernardo Antonio Vittone, es precedido por la Escalera Santa; sobre el cual se encuentra una Piedad de madera de Giovanni Tamone. En las paredes se pueden observar escenas de la Pasión atribuidas al florentino Pietro Antonio Palloni.

Desde 1835 el servicio litúrgico de la iglesia está encomendado a una comunidad de seis sacerdotes seculares, los canónigos de San Lorenzo, con la cual colabora la Asociación Voluntarios y Amigos de San Lorenzo.

 

Textos a cargo de la asociación Guarino Guarini en el marco del proyecto Visitar las iglesias de Turín de la Compagnia di San Paolo